Volver a los detalles del artículo ¿Puede la enseñanza de la Historia cambiar las representaciones sociales de los chicos y chicas? Descargar Descargar PDF