[1]
P. Krugman, ¿Cómo pudieron equivocarse tanto los economistas?, AdC, vol. 28, n.º 47, pp. 185-194, jun. 2009.