Diario de un muerto

Contenido principal del artículo

Autores

Juan Gabriel Díaz Neira

Resumen

Las ratas empiezan a molestar de nuevo mi pierna, pareciera que hubiesen nacido ahí. Surgieron de mí durante uno de mis sueños, durante una de mis tantas vidas; surgieron por la necesidad de la carne coagulada, de la sangre que se muere y se pudre, esa carne que tanto desprecio me produce y que de vez en cuando me arranco para quitarme una molestia de encima, para quitarme una molestia interna. No es necesario llevar una piel, no me es necesaria la vida; no me es útil el vivir y no me es útil mi carne, tampoco la de ellos, a menos que me pudiese alimentar de ellos. Pero eso sólo es una fantasía reducida a mi necesidad de comer cualquier cosa, así sean sus sucias carnes que cuelgan como partes sobrantes de sus vidas, que se han agotado con la necesidad de ser queridos.

Palabras clave:

Detalles del artículo