¡Ampliación de la convocatoria hasta el 31 de enero de 2020!

Editores

Wladimir Mejía Ayala

Daniel Hiernaux

Luis Berneth Peña Reyes

Asistente editorial

Alejandra Castro Hernández

 

Invertir la mirada: saberes geográficos desde las periferias latinoamericanas

Periferia es un término altamente normativo. Su uso está frecuentemente asociado a una representación clasificatoria no sólo de los espacios y las personas sino de los procesos. Lo periférico se entiende como el revés del centro. Y aquí son validas todas las acepciones del término revés como: bofetada, desgracia, infortunio, daño, reverso, contrario, retaguardia, por mencionar algunos. Pensar algo como periférico juega un papel central en las prácticas de invisibilización que cotidianamente se llevan a cabo en la academia y la política pública. Nombrar a algo como atrasado, improductivo, local, inferior o periférico son, de hecho, los recursos más comunes en la producción de ausencias.

Políticamente hablando, representar como periférico a un espacio (el campo, los sectores distantes del centro de la ciudad, una región, un país, etc.), a un grupo social (comunidades negras, campesinos, indígenas, pobres de la ciudad, desplazados, etc.) o a un proceso (circuitos económicos, estrategias informales de sobrevivencia y producción de hábitat, formas de organización política, apropiaciones de la naturaleza, construcción de saberes) es la primera forma de intervención sobre éstos. Cuando algo es periférico se convierte ya en un objeto que debe ser convertido en algo más cercano al centro. Periferia o periférico es ya un diagnóstico y en ese sentido expresa una práctica de incorporación. En efecto, términos como inseguro, subdesarrollado, informal, entre otros, han sido usados para intervenir espacios, personas y procesos incorporados negativamente en la ciencia y en las acciones de gobierno como problemas de seguridad, falta de desarrollo o escasez de formalidad. 

En el ordenamiento territorial, en la geografía regional y los análisis urbanos este lenguaje en el que las cosas se clasifican y se separan bajo la lógica centro-periferia es muy frecuente.  ¿No es tiempo acaso de empezar a acercarse a los problemas poniendo en duda esas categorías? Como se desprende de lo dicho, ese acercamiento tiene una carácter político-epistemológico en el sentido que es un llamado a comprender esos espacios, personas y procesos Otros, nombrados como periféricos, de una manera tal que se puedan entender no como el revés del centro. ¿Qué significa esa perspectiva para entender procesos como la metropolización, la acumulación por desposesión, la justicia espacial o la urbanización informal, el campo, etc.? ¿Qué oportunidades se encuentran en estos mismos espacios desde sus particularidades para revertir su situación marginal? 

Los análisis sobre la periferia hechos desde un centro epistemológico y espacial son la corriente principal en las ciencias, mientras que las investigaciones desde la periferia sobre su situación propia y hacía lo nombrado como centro, son menos comunes. Visibilizar trabajos desde estos lugares de enunciación es clave para comprender la manera cómo diversos problemas son manejados en los contextos denominados periféricos donde hay comunidades que introducen innovaciones epistemológicas, políticas, económicas y espaciales.

En este sentido, Perspectiva Geográfica convoca a académicos, estudiantes, integrantes de instituciones públicas o privadas, colectivos u organizaciones de base de la región a presentar el resultado de sus investigaciones o reflexiones sobre los ejes temáticos que se proponen a continuación:

  1. Nuevas aproximaciones conceptuales, teóricas y metodológicas sobre y desde la periferia y la espacialidad
  2. La periferia en el ordenamiento territorial y el análisis regional
  3. Procesos políticos e innovaciones espaciales desde la periferia
  4. Retos ambientales y resiliencia en las periferias
  5. Paz, seguridad, territorios. Experiencias desde las periferias.
  6. Lo periférico en relación con las formas de movilidad y estructuración del espacio.

El envío debe realizarse solamente a través del OJS de la revista hasta el 15 de septiembre de 2019. Se sugiere citar al menos un artículo publicado en la revista Perspectiva Geográfica.