La ética del defensor público

Contenido principal del artículo

Autores

Ciro Beltrán Guerrero
Mauricio Rojas P.

Resumen

Los defensores públicos tienen el deber de luchar por los derechos
de sus defendidos y de promover grandes cambios. Son muchos
los que quisieran que estos defensores tuvieran otro perfil, que
fueran más dóciles, o pusilánimes, que formalmente defendieran
los derechos de los imputados, pero que no respondieran a los
intereses particulares de sus clientes, sino a los de la sociedad. Pero
es que, justamente, los defensores, al desempeñar su papel dentro
del sistema de administración de justicia, están protegiendo a la
sociedad, pues hacen contrapeso a la fuerza punitiva del Estado
defendiendo derechos particulares, principios que resguardan un
derecho general, que pertenece a toda la sociedad, a toda la
humanidad: el derecho de defensa.
Pero algo que vale la pena anotar es que las críticas siempre son en
el sentido de que son muy buenos, que hacen muy bien su trabajo.
Qué ironía, que se critique el trabajo de unos servidores públicos
por cumplir con sus funciones.

Detalles del artículo

Licencia

 

La revista está autorizada por una licencia Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.