Violencia intrafamiliar

Contenido principal del artículo

Autores

Juan Camilo Medina

Resumen

En qué medida somos también culpables de que el problema de la
violencia siga azotando a nuestras familias? Tal vez preferiríamos
evadir la respuesta a esta pregunta, pero, sin duda alguna, esta
situación marca dolorosamente a quienes la padecen, y afecta,
igualmente, a quienes se encuentran en el entorno de las víctimas.
Lamentablemente, en lugar de disminuir, el problema aumenta cada
vez más, pues el mismo ritmo de vida actual hace que la sociedad
absorba a los individuos, y ahora solo hay tiempo para trabajar,
estudiar y compartir con los amigos, pero nos hemos olvidado de
los momentos en familia. Los ideales de la familia se perdieron, ya
no hay diálogo, y los conflictos no se resuelven con el apoyo y el
amor que deberían ser propios de la familia, ahora, para muchos, el
término familia significa el banco que nos provee en tiempos de
escases, y nos olvidamos que hay que dar para recibir, y que nuestros
padres, hermanos y otros familiares también necesitan algo más
que los bienes materiales.

Detalles del artículo

Licencia

 

La revista está autorizada por una licencia Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.