Tratado ratado de Libre Comercio: “entre el tiburón y la sardina” (Segunda parte)

Contenido principal del artículo

Autores

Armando Suescún Monroy

Resumen

Tres años después de iniciadas las negociaciones del TLC con Estados
Unidos, cuando el tratado ya fue firmado por las delegaciones
de los dos países y el Congreso colombiano se apresta a iniciar el
debate político sobre él, y la Corte Constitucional a revisarlo, los
perjuicios y amenazas que ese instrumento representa para Colombia
se presentan con mayor nitidez. Cada vez se ven más claros los
daños que ocasionará a los intereses nacionales, las transgresiones
a la Constitución y su orientación hacia el sometimiento del país a
los intereses del imperio. Cada vez es más claro que el TLC no solo
es un tratado comercial, sino un compromiso global que afecta aspectos
esenciales de la vida nacional. Con esa perspectiva, es
necesario y oportuno volver a alertar a los lectores del peligro que
se avecina.

Detalles del artículo

Licencia

 

La revista está autorizada por una licencia Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional

 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.