Volver a los detalles del artĂ­culo La vida diaria como base del habitar en Heidegger, Nishida y Nishitani