Volver a los detalles del artículo En el arca de Arreola, carne y palabra se buscan (sobre su Bestiario de 1958) Descargar Descargar PDF