Algunas reflexiones sobre la historia de Tunja

Contenido principal del artículo

Autores

Antonio Gómez

Resumen

En el siglo XIX el camino que venía de Arcabuco bajaba por el cerro de Motavita y entraba por el norte. Desde la cima de la loma se contemplaba en la distancia la ciudad derramada por la pendiente barrancosa con sus techos rojos bajando en líneas chorreantes que seguían los trazados de los meandros arcillosos. La tranquila y pacífica, la abúlica Tunja, enfriada por la eterna brisa del sur, aún no comenzaba propiamente cuando el viajero llegaba a la Fuente Grande después de pasar sobre el puente el arroyo que bajaba de los cerros. Fue allí en la Fuente Grande donde el español Jerónimo de Lebrón por primera vez en todo el continente americano logró cultivar trigo, allá por los años cuarenta del siglo XVI. Ese lugar había sido un centro populoso en la época indígena, y se extendía por los predios que hoy son San Ricardo, el barrio La María y la UPTC.

Palabras clave:

Detalles del artículo

Licencia

Creative Commons License
Esta obra está bajo licencia internacional Creative Commons Reconocimiento 4.0.

Referencias

En el artículo.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.